¿Qué son los hilos tensores? – Cómo funcionan

Los hilos para dermosustentación se pueden insertar a cualquier edad siempre y cuando el paciente los necesite.

Con las espículas o espinas, se traccionan los tejidos y además de la tracción que ejercen los hilos con las espículas, también se estimulan los tejidos donde están los fibroblastos para que estos produzcan colágeno y elastina. De esta forma natural, ayudan a mejorar la condición de la piel.

Se hace en una sesión, pero se pueden poner más hilos en otras sesiones para mantener y mejorar los resultados.

Los hilos son de Polidioxanona, un material quirúrgico estéril y absorbible que garantiza una excelente aceptación y asimilación por parte de los tejidos del cuerpo humano.

¿Los Hilos Tensores son dolorosos?

En cuanto al dolor que se produce en este procedimiento se puede afirmar que es un dolor muy tolerable y soportable que no requiere de ningún tipo de sedación ni anestesia avanzada, a parte del habón con anestesia local que se hace en la región temporal para el caso de los hilos espiculados en el rostro, porque los hilos lisos no requieren ni siquiera de anestesia local, por esto se puede afirmar que son procedimientos muy cortos y muy tolerables para los pacientes.

¿Los hilos tensores sirven para levantar los senos?

No existen técnicas que usen los hilos para levantar los senos.

Los lugares del cuerpo donde se obtienen buenos resultados son: la cara, los brazos, abdomen, la cara y el interior de los muslos.

Cuando se usan en la cara se les llama dermosustentación y es uno de los lugares donde mejor se ven los resultados.

¿Cuáles son las clases de hilos tensores y cuáles son sus beneficios?

Existen varias clases de hilos. Los más usados y con mejores resultados son los hilos lisos y los hilos espiculados. Ambos sirven para tensar la piel pero de diferente forma.

Los hilos lisos se colocan en forma de malla o de red, mediante un tendido entrecruzado de hilos, que estimulan la formación de nuevo y abundante colágeno y elastina para redensificar y tensar la piel que ha perdido su tono y firmeza.

Los hilos espiculados o tensores, no solo redensifican la piel, sino que tensan, como su nombre lo indica, haciendo un efecto de dermosustentación, elevando y reposicionando los tejidos del tercio medio y el tercio inferior del rostro, que se han ido aflojando con el pasar de los años, devolviendo al paciente un aspecto más joven y más fresco, de una manera muy natural y eficaz.

Llame ya desde Medellín al teléfono 3523048 y pida su cita para su tratamiento con los hilos tensores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *